jueves, 30 de julio de 2009

Panu

Carlos Sáenz de Tejada García
1980-2009
Feliz transmigración, amigo.

Filosofía de bazar chino


Llevaba un buen rato peleándome con el procesador de texto. Por una pura cuestión metafísica, no se vayan a pensar. Yo le daba a crear un archivo nuevo y él decía que no, o al menos no creaba nada. O al menos eso pensaba yo. Tras darle un buen montón de veces a la instrucción “crear archivo nuevo” del menú desplegable, caí en la cuenta de que, subrepticiamente, de forma ladina y sin alardes, había aparecido un menú en el lateral donde debía especificar el tipo de archivo nuevo que quería.
Se supone que alguien cuya experiencia en el terreno de la informática se remonta a tiempos del Sinclair Spectrum de 48k no debería sufrir tales cuitas. Miraba mi reflejo en el monitor y repetía en voz apenas audible: “Tú, que comenzaste a fusilar textos en un 8086 con el WordStar, y que cuando convirtieron aquello en un AT 286 entraste de lleno al mundo de Word Perfect… Tú, cuya belleza, forma física e intelecto son envidiados desde el Valhalla hasta el Olimpo… Tú, ¡serás gañán!”
Me encontré así de lleno en una de mis acostumbradas ensoñaciones. Sobre lo relativo y lo absoluto. Patafísica y descerebramiento por las onejas. Pura calderilla intelectual.

Y le di vueltas y vueltas al espacio, a la distancia, al peso y al volumen, a la masa y a la densidad. Como en tantas ocasiones. Las horas volaron… ¿he dicho volaron? Pues ahora que lo leo parece que sí lo he dicho. Que nada hay más relativo que el tiempo.
Recuerdo mi primer viaje largo. Había dos vuelos hacia España desde no sé donde, uno en un avión de pasajeros que hacía el trayecto en unas cuatro horas y otro en uno de carga que duraba aproximadamente el doble. Por ser vos quién sois me tocó en suerte el segundo (creo que llevar tatuada la palabra “PRINGAO” en la frente ayudó al efecto) y me vi envuelto en una muy incómoda travesía aérea que acabó rondando las diez horas. Aquello me pareció el infinito.
Pero resulta que, por razones que no vienen al caso, durante los siguientes años hube de realizar, con periodicidad semanal, viajes que en ningún caso bajaban de seis (en su mayor parte muy incómodas) horas. Pues oye, acabaron por parecerme cabezadillas vespertinas.
El dolor hace que el tiempo se detenga. Cuando el que sufres es muy intenso, los minutos se tornan eternidad. Las agujas del reloj se niegan a avanzar.
¿Y qué mayor muestra de lo relativo del tiempo que envejecer? A fin de cuentas es obvio: para un niño de tres años, un año es un tercio de su vida, lo que veinte para una persona de sesenta. Un año tarda evos en pasar cuando eres un crío, apenas un suspiro cuando llevas arrastrándote décadas por la vida. Probablemente sea esa la razón por la que al hacernos mayores dormimos menos. Nuestra vida transcurre tan veloz que quisiéramos no perder siquiera un instante.

Después me pegó un ataque de gases. El olor es relativo dependiendo del observador. Pero esa ya es otra historia.

miércoles, 29 de julio de 2009

Me gustaría no hablar de vosotros, hijos de puta

Independientemente de que todos los actos de esta caterva de retrasados mentales carezca del más mínimo sentido, cuando cometen una barbaridad como la de hoy uno piensa que el grado de muerte cerebral de estos anormales es ya rayano en el absoluto.
Y es que es totalmente contraproducente para vuestros intereses, cretinos abertzales. A día de hoy me da igual que al tontaco borroka que pillen quemando un contenedor (al que ayer probablemente defendería) lo metan treinta años al trullo. Hoy casi justificaría que os diesen de hostias hasta en el cielo de la boca. ¿Sabéis lo que habéis estado a punto de hacer, montón de escoria? Esa gente a la que la casualidad o la fortuna han salvado no es culpable de nada más que de querer jugarse otra partida a la play, tomarse otra caña y fumarse otro porro con sus colegas, echar un polvete con el novio o ver un nuevo episodio de Pocoyó. Culpables de levantarse para ir a currar o al campamento urbano. Y os parecen "objetivos".
Hay que decirlo mucho más. A gritos.

martes, 28 de julio de 2009

Imbéciles ultraliberales

La cosa esa con tinte rubio y sonrisa cretina que gobierna la comunidad autónoma de Madrid por obra y gracia de un buen montón de mermados intelectuales -y la inestimable ayuda de dos tránsfugas convenientemente untados- se despachaba a gusto ayer con el comportamiento de Zapatero ante la impresentable maniobra de la patronal en esa pantomima que se ha dado en llamar "diálogo social", un eufemismo que básicamente viene a definir el grado de bajada de pantalones de los trabajadores en cada ocasión en que se celebra. Nada del otro mundo, en un país donde los empleados públicos usan los púlpitos que les proporciona el cargo para emitir valoraciones políticas, en lugar de guardarse sus opiniones en lo más profundo del orto, como debería exigírseles en tanto en cuanto vivan del erario común.
Y es que hay que ser muy mermado intelectual para aplaudir y apoyar en las urnas, desde tu nómina con suerte mileurista, a quién se está cargando descaradamente tu sistema de atención sanitaria, manteniendo el número de centros en niveles de los 90 cuando la población se ha incrementado de forma importante, dejando los hospitales sin el personal necesario, disminuyendo el número de camas disponibles, haciendo el menor gasto en sanidad de España, creo que solamente superada por la comunidad valenciana (otra que...)... en resumidas cuentas: jodiendo la existencia de millones de personas en el ara sacrificial del dios euro. Millones de cretinos que aplauden porque "la Aguirre me ha hecho un hospital muy bonito y muy nuevo al lado de casa"; aunque sea de cartón piedra.
¿A qué viene todo esto? Pues obviamente a que me toca las narices ese afán privatizador de la derechosa española, que señala al modelo americano como el objetivo a alcanzar. Ese afán al que aplauden a rabiar tantos obreritos de derechas como tenemos en este desgraciado país, convenientemente adoctrinados desde las tribunas de la egge y el corpiño.
Pues me temo, derechoso que me lees con disgusto a diario, que los americanos están hasta los mismísimos de su sistema de salud. Hasta los mismísimos de que todo sea una manera de generar riqueza para unos cuantos y miseria y tragedia para millones. Como dice Bill Maher en un excelente artículo, después de que se hayan privatizado la sanidad, la guerra, las noticias, el sistema penal...: "No todo en América ha de generar beneficios". Con preclara inteligencia se pregunta, "¿Por qué los bomberos no nos cobran? ¡Santo Dios, deben ser comunistas! ¡Eso explica los camiones rojos!".
Pues eso, amiguetes "liberales". Podéis meteros vuestro fallido sistema mercantilista voraz por el ojete. Sin acritud. Y si eso significa más estado, pues bienvenido sea y que os vayan dando, oiga. Tanto como habéis dado vosotros, oye. Que ha sido mucho.

sábado, 25 de julio de 2009

viernes, 24 de julio de 2009

Metrosexual de las pelotas

Supongo que dada mi proverbial esbeltez tenía que acabar simpatizando con unos señores que se cuidan tanto como yo, y fue así que en los 90 me aficioné al Sumo. Cortaban el bacalao por aquel entonces dos magníficos yokozuna: Takanohana y el hawaiano Akebono, "el lobo gris", primer extranjero que logró alcanzar el grado máximo en la disciplina, seguidos de cerca por Musashimaru, que ciertamente no molaba tanto como ellos, aunque también había conseguido llegar a yokozuna pese a haber nacido en Samoa. A pesar de mi predilección por el estilo clásico y elegante de Takanohana, mis preferencias se decantaron claramente por otro luchador con el que me resultaba más sencillo identificarme. Consiguió ser ozeki en los 80, pero en los 90, sobrepasando unos gloriosos 280 kilogramos, descendió al grado de maegashira, resultando derrotado en prácticamente todos los combates que libraba. ¡Cómo no iba a enamorarme de él! Su nombre era Konishiki, y procedía también de Hawaii (es que se come de la hostia, allí). Pues bien, hoy me entero de que el muy nenaza, el muy descastao, el muy tío pez, se ha apuntado a la moda del talle de avispa y la cosa esa de la delgadez extrema cual si fuera un Guti o una Kate Moss cualquiera.
Si es que estamos rodeados. Puta crisis...


¿Qué? ¿Era hermosote o no, el muchacho?Como panes, señora. Las daba como panes.



jueves, 23 de julio de 2009

Discos Redondos. Capítulo III

Normalmente un LP decente suele constar de dos o tres temas buenos y una decena de relleno. Esto, a juicio del que suscribe, no ocurre en las obras descritas a continuación.
Con ustedes, la tercera entrega, sin orden ni concierto, del hilo musical de los ascensores de Putada Ville.

Iggy Pop
The Idiot. 1977


¿Qué puede ocurrir si en el Berlín de los 70 se reúnen Iggy Pop y David Bowie en plena efervescencia sicalíptica y creativa en presencia de otros seres como Lou Reed o Brian Eno y sus estrategias oblicuas? Obviamente, "The Idiot", el elepé más paranoico de la Iguana y un compendio de obsesiones reiterativas e hipnóticas entre electrónicas y metálicas. Uno de esos trabajos que te hacen viajar en el tiempo a saborear las primeras veces que lo escuchaste. Una virguería.






The Clash
London Calling. 1979


En los años dorados del punk había dos bandas que destacaban sobre las demás. Por un lado los Sex Pistols, autodestructivos, gamberros... hacían de su falta de técnica musical y de su nihilismo pesimista un mérito, y por otro lado, The Clash. Una banda con conciencia de clase, luchadores de izquierdas y con un talento brutal para la composición de temas, de hecho no era extraño que sacaran dobles -como el caso que nos ocupa- o algún triple LP, como el "Sandinista!" que publicarían un sólo año más tarde. Su eclecticismo no tenía parangón y pasaban del ska al rockabilly o al soul sin despeinarse. Una de las mejores bandas de la historia del pop sin discusión.


Stone Temple Pilots
Purple. 1994


En 1992, mi colega X -mi proveedor musical de entonces- me dejó un cd de un grupete bastante desconocido por estos lares. Cuando lo puse en mi equipo, una potente y masiva descarga de watios musicales invadió la habitación. El flechazo fue instantáneo, aquella maravilla se llamaba "Core". Sus autores eran los STP, una banda a la que sus detractores acusaban injustamente de fusilar a otros grupetes grunchi. No faltaron los pueblerinos que simplemente los denostaban por no haber nacido en Seattle, sino en San Diego. El magnífico hacer del enfant terrible Scott Weiland y los hermanos DeLeo, hizo que muchas bocazas tuvieran que cerrarse.
Mas hoy no traigo aquel impresionante debut, sino el segundo LP de la banda: "Purple", otra virgueria que contiene una de las más hermosas canciones de "amor" de la historia del rock "Interstate Love Song".


Green Day
Dookie. 1994


No voy a descubrirle a nadie la banda de B.J. y compañía, un trío que ahora en su madurez sólo responde ante sí mismo y se dedica a hacer ópera-rock de forma magistral, devenido en Clash del siglo XXI. En los primeros 90 eran una banda punki que se movía por ambientes marginales, hasta que firmaron con una major y dieron el pelotazo: "Dookie". Un elepé repleto de éxitos comerciales y artísticos, una brisa de energía juvenil que continúa siendo una delicia escuchar. Por entonces me sorprendía una cosa: Nirvana y otros grupetes de la época necesitaban guitarras de apoyo para dar potencia a sus conciertos; estos tres niñatos con sus simples guitarra, bajo y batería, daban una caña descomunal.


Sum 41
All Killer No Filler. 2001

Otros tipos simpáticos y comprometidos. Un compromiso que casi les cuesta la vida mientras colaboraban en un documental sobre la guerra del Congo como parte activa del grupo War Child Canada. Hicieron un disco llamado "Chuck" y publicaron un álbum en directo llamado "Go Chuck Yourself" en honor a Chuck Pelletier, el colaborador de Naciones Unidas gracias al cual salvaron el pellejo.
Pero no están aquí por sus buenas obras, que también, sino por un LP que no tiene desperdicio. Una magnífica serie de canciones pop con reminiscencias punk y guitarras jevimetaleras unidas a una pose hiphopera que les abriría las puertas a colaboraciones con Iggy Pop, Rob Halford y muchas otras bestias de la escena del rock and roll.


Suede
Suede. 1993

En 1993, Bowie se dedicaba a intentar rescatar su carrera con "Black Tie, White Noise" tras unos cuantos elepés perfectamente prescindibles sin caer en la cuenta de que se estaba reencarnando en la persona de un tal Brett Anderson, que en compañía del guitarra Bernard Butler iba a dar los primeros pasos para la resurrección del brit-pop en los 90. Guitarras poderosas, riffs cautivadores, voz sugerente y pose glam. ¿Quién da más?





Próximamente más, pero no mejor porque es imposible.

lunes, 20 de julio de 2009

Pirámides

domingo, 19 de julio de 2009

No agobien, copón


Jean Cocteau tenía la curiosa manía de referirse a la velocidad vegetal cuando hablaba de sus experiencias con el opio. Decía que la sustancia acercaba al hombre al estado de la planta. Una observación ciertamente ajustada.

Al parecer, en lo que se refiere a castigar a nuestros compatriotas cuando acaudalados, la justicia española actúa como si estuviese hasta las tetas de amapola en su variante somniferum.
Y es que preferimos pensar eso a hacer interpretaciones menos benévolas. Los jueces estaban colgados de látex de adormidera cuando llevaron la causa de los Albertos, o la de Botín, o sin remontarnos "tan" al pasado, la más reciente de ese ex-compañero de pupitre del antaño líder cósmico, el señorito César Alierta. La cosa da que pensar, no dirán que no.

Lo que más molesta -a pesar de que uno tiene ya la piel gruesa- no es sólo que se cuiden de no perjudicar a sus amiguitos, cosa al fin y al cabo comprensible, vive Dios, andeváparar; lo que toca un poco las harbaidas por la parte suavecica, es que cuando se trata de hacer justicia para con el asalariado de a pie, la papaver afgana vuelve a dar señales de vida en las salas tribunalicias.

En 2001, una asociación de consumidores se querelló contra una serie de empresas y particulares que ofrecían servicios telefónicos -finalmente declarados- ilegales a través del prefijo 906 (en aquel entonces de acceso libre) en lugar de hacerlo a través de prefijos restringidos (vía 903, por ejemplo).
En julio del año pasado, el Tribunal Supremo -ese Usain Bolt de la justicia- dio la razón a un auto del Juzgado de Instrucción nº 61 de Madrid que afirmaba lo anteriormente expuesto, así que hicieron llegar sus conclusiones al referido Juzgado para que obrase en consecuencia. Ambos organismos deben quedar un huevo de lejos entre sí, porque los papeles han llegado hace unos días. Han tardado un añito con sus 365 días como 365 soles.

Pero al fin se ha hecho justicia. La señora de la balanza y los ojos vendados ha hablado. Los afectados pueden ya reclamar el dinero que ilegalmente se les cobró con artimañas y tejemanejes ilícitos... oh, wait...
Y es que resulta que aquellas empresas estafadoras ya no existen... Es que da la casualidad de que ninguno de los afectados dispone ya de datos que justifiquen sus exigencias...

Es que nuevamente nuestra justicia, esa justicia vegetal, ha vuelto a actuar.

jueves, 16 de julio de 2009

Déficit de tarifa tu puta madre

Según aseguran estos buenos señores que dicen ser socialistas, las caritativas, magnánimas, consideradas -en una palabra, altruistas- juntas directivas de las grandes eléctricas españolas, llevan lustros cobrándonos menos de lo que deberían por alguna extraña razón que nadie acierta a explicar. El coste de producción de la energía en esas centrales que costeamos todos los españoles y el de mantenimiento (disculpen que me descojone) de esas infraestructuras que en su día pagamos todos, es significativamente más alto que las tarifas que abonamos, parece ser. Así que si usted tenía contratada una tarifa nocturna, ya le puede dar por saco (socialista) a su inversión y tendrá que unirse al común de los mortales en una nueva carrera de apreciación de la factura energética. ¿O vamos a permitir que esos buenos señores que dirigen grandes emporios y compadrean con el poder (socialista o no, que no son celosos) dejen de acumular más y más beneficios con la puta crisis que está cayendo? ¿Consentiremos que no puedan darle 12 ó 15 milloncejos de euros al próximo culo que caliente el sillón de presidente de Endesa o Iberdrola cuando se retire?
Resulta que me he encontrado por ahí que la factura anual española está prácticamente en la media europea (un 25% más cara que en Francia, donde el salario mínimo debe ser como el nuestro, creo), de lo que deduzco que o bien el déficit de tarifa está muy extendido o habría que sajarle las gónadas a algunos (socialistas o no) políticos españoles.
¿Déficit? De sangre en nuestras venas.

martes, 14 de julio de 2009

More human than human

Las siguientes imágenes han sido acreedoras al premio World Press Photo supongo que merecidamente.
Me pregunto por qué lavamos nuestra conciencia otorgando premios a las imágenes de esas tragedias que olvidamos a renglón seguido. Me pregunto cómo la especie que aprendió a manejar la música, la palabra o las matemáticas es capaz de provocar tanto horror. Me pregunto qué placer hallamos en lo trágico que nos impide premiar lo cómico, lo amable.
..
Me pregunto si no debería avergonzarme ser humano.




Más en freakymartin.com

lunes, 13 de julio de 2009

De la pena de muerte

Soy una persona que se opone frontal y totalmente a la pena de muerte.
O más bien se oponía.

Porque a día de hoy considero que sería un justificado y merecido castigo a los "creativos" publicitarios de ING.



domingo, 12 de julio de 2009

Banksy vs. Bristol City Museum


Manipula que algo queda


Una prueba de lo sencillo que es mandar un mensaje falso cuando interesa. El mesías negro captado en comprometedora instantánea; Obama el salido, orgasmo libeggal al canto. Confidenciales y digitales, medios carcundos todos, cebando a las huestes con su versión "pertinente" de los hechos.
Cuando la versión íntegra sale a la luz, observamos que tal adjetivo -íntegro- cae pero que muy lejos de la actual ubicación de algunos -muchos- "informadores".
Lo de Sarkozy ya es otra historia.
video

jueves, 9 de julio de 2009

¿Qué coño me importará a mí Europa?

... Dijeron al unísono millones de voces en las últimas elecciones. Unas elecciones en las que se votaba en igualdad de condiciones a cualquier partido, sin circunscripciones ni trampas electorales bipartidistas. El voto a IU, al Partido Pirata o al del Cannabis contabilizaba lo mismo que el voto a PSOE o PP. En toda Europa la abstención, el desinterés, la desgana, se hicieron nuevamente patentes.
Pero hay unos señores que siempre van a votar. Que van a elegir a unos candidatos muy particulares, a los que se pagará sueldo y prebendas con cargo a tus impuestos, a mis impuestos. A tus impuestos de antisistema convencido y a los míos de asqueado del menos malo de los sistemas posibles.
Hablo de estos señores. Que propugnan iniciativas como estas.

miércoles, 8 de julio de 2009

Si es que soy mú listo



O eso decía mi mamá. Y debe ser cierto, porque hay un montón de banners en la internet de individuos dispuestos a mensurar mi CI a cambio de unas monedillas vía paypal o sms. Un buen negocio, sin lugar a dudas:
“A cambio de una módica cantidad, le cuento lo listo que es usted, señora mía. ¡Cáspita!, ¡si hasta creo que tiene usted nivel suficiente para ingresar en Mensa! ¿Quiere usted ingresar en Mensa? Haga este test por este módico precio. Si lo supera, podrá hacer otro test, un poco más caro, que nos dará la medida exacta de sus capacidades. Una vez supere este, ya veremos qué hacer para seguir sacándole unos dineros. Sus amigos ya lo han hecho, no va a ser usted menos, ¿o sí?”

Menos mal que nunca hice caso a mamá.
O que soy muy tonto.

Picasso y una bombilla


En 1949 Gjon Mili, a la sazón fotógrafo para la revista LIFE, realizó una visita al señor este de los pantalones cortos. En la penumbra de su estudio, el señor Ruiz realizó unos curiosos grafitis. Nunca el arte fue tan efímero.

La serie completa, aquí o allá.

La curiosidad estúpida del día, acullá.

viernes, 3 de julio de 2009

Ortocentrismo

Cuarta.

Omnipresentes:

Dios, el orto y Lisbeth Salander.

Vale, y el puto Michael Jackson.