miércoles, 8 de julio de 2009

Picasso y una bombilla


En 1949 Gjon Mili, a la sazón fotógrafo para la revista LIFE, realizó una visita al señor este de los pantalones cortos. En la penumbra de su estudio, el señor Ruiz realizó unos curiosos grafitis. Nunca el arte fue tan efímero.

La serie completa, aquí o allá.

La curiosidad estúpida del día, acullá.

6 comentarios:

piezas dijo...

El señor Picasso y el señor Velázquez tenían ambos una capacidad insuperada para el dibujo.

Bestias auténticas, los dos.

Adrian Vogel dijo...

¿Y quién era más raro? ¿Don Diego o Don Pablo? ¿Dalí o Borges o Artaud o Mailer o Gaughin o...? ¿La respuesta está en el viento o en las tertulias TV sobre Michael Jackson?

¿Qué es más freaky ser MJ o ganarse la vita imitandole?

Arnau dijo...

Picasso. A este no le hacía falta vender (ni llevarlas) camisetas para ser un genio.

Felipe Medina Santos dijo...

Nuca me ha gustado el señor ese de los pantalones.La razón puede ser que no lo entienda o,mas bien,que soy una hiperrealista de tres narices.
Velázquez,Rembrandt...los expresionistas e impresionistas me atraen de forma mur especial.
Soy así de hortera

Small Blue Thing dijo...

Oiga, tito, pase más tiempo convaleciente y así nos descubre estas cosas...

Alabastro dijo...

En chanclas para Life... ¡sus cojones!
Y el trabajo del señor Mili, portentoso.