sábado, 17 de mayo de 2008

Momentazos Fílmicos: Crossroads

Apesta a Excrementos 2, 23 de noviembre de 2005.


La película es tirando a flojilla aunque brillante en el apartado musical. Tiene el aliciente simpático de basarse en la leyenda de Robert Johnson, un muchacho de color (negro), que desapareció en el delta del Mississippi una temporada y volvió convertido en genio del blues. Dicen las malas lenguas que durante su ausencia firmó un pacto con Satán.

El prota es Ralph Macchio, el Daniel-san de "Karate Kid" (fenomenal bodrio por entregas a cual más lamentable), que en el film que nos ocupa encarna a Eugene, un joven estudiante de guitarra clásica desencantado por la falta de alma de la música que estudia.
Así que pilla su Fender Telecaster y se va en busca de alma. Viaja en pos de un viejo bluesman llamado Willie Brown (Robert Johnson -que hará de anfitrión en la escena que traemos hoy- tenía un colega llamado así a quién dedicó uno de sus temas) que lo instruye en las artes de los tres acordes.
Pero Mefisto persigue al viejo Willy. Reclama su alma y la única manera de romper el contrato es venciendo al guitar-hero satánico (Steve Vai, casi ná) de turno, en duelo blueseiro.

Y aquí llega nuestro momentazo.

STOP: - Spoiler, no sigas leyendo si te interesa la peli, que te destrozamos el final.

http://tubulamarok.free.fr/variete/crossroads-3.jpghttp://tubulamarok.free.fr/variete/crossroads-1.jpg

Hay que decir que la lógica intrínseca de la película se va a tomar por saco en su clímax, aunque tampoco es que brillara a lo largo del metraje. Tras perder el culo buscando alma (que no encontraba en la clásica) para su música, nuestro héroe vence al maligno interpretando ¡una variación sobre el 5º Capricho de Paganini!
Con todo y eso, el duelo es de un subidón magistral. Walter Hill hace una demostración de montaje y adrenalina de impresión en esta parte; Macchio parece interpretar realmente y de Vai que vamos a decir... Al final todo el mundo a mover el esqueleto a ritmo de blues mientras el demonio se bate en retirada.

Curiosidades:

- Jack Butler (Steve Vai) termina su parte previa a la clásica de Eugene (Macchio) con una quinta disminuida. Este intervalo estuvo prohibido por la Iglesia durante un par de siglos porque representaba al demonio, decían.
- La parte de slide guitar de Macchio es obra de Ry Cooder, que interpreta asimismo la mayoría de los temas de la peli. "Eugene's Trick Bag", la variación sobre Paganini, es obra de Steve Vai.
- De Nicolo Paganini se decía también que había vendido su alma al diablo a cambio de su virtuosismo con el violín. De hecho el personaje de Vai está basado en él.

La peli, de los infaustos 80, se titula "Cruce de Caminos". Hala, a delinquir.

6 comentarios:

Zerocerouno dijo...

Grandísimo momento. Increible el duelo de solos, pero el resto... No comment xD

Fet E. Stinks dijo...

Sí, la peli es ñoña de baba, ya lo aclaro al principio o a lo mejor no, pero la banda sonora es la polla y el duelo es la goma de Oklahoma.

Tony Montana dijo...

Hombre, pues yo vi sólo los últimos minutos (10 o 20, no recuerdo bien) y la verdad es que Vai es un figura, y de las canciones qué decir... eso sí, el chaval no cuela como músico :D
Aún así, he de reconocer que, aunque enamorado de la guitarra rock, me decanto más por una mesa de mezclas bien dirigida. ¡Bueno, que sí, vale! Que me gustan dos géneros muuu diferentes: hip-hop y housete, pero ojo, que sean de primera calidad!!!

Zerocerouno dijo...

Es lo bonito. Ser ascéptico musical, pero siempre con un mínimo de dignidad humana, y no catar la mierda que nos ofrecen a diario la mayoría de las emisoras.

ipon dijo...

Joder, Steve Vai, Joe Satriani,... ¿recordáis el Guitar Legens de la Expo de Sevilla? Me cago en la leche, no he flipado tanto en mi vida.

La mejor canción de Vai, "for the love of God". Rayé el cassette.

noviembmemrwdc dijo...

Como te columpias con los copypastes, si al menos la peli fuera mala.