domingo, 4 de mayo de 2008

Subnormal excelso de la semana



A menudo discuto con amigos o familiares sobre mi manía de catalogar de subnormal a cuanto cretino se cruza en mi camino. Los ofendidos suelen ser personas con algún pariente o conocido discapacitado, lo que me deja bastante perplejo.

Mi argumento en estos casos es sencillo y creo que lógico: un autista o un síndrome de Down no son -al menos para mí- subnormales; son perfectamente normales dentro de su idiosincrasia.
El subnormal, en mi opinión, es aquél que teniendo -en teoría- plenas facultades actúa de forma estúpida, ilógica o inconsecuente. Más o menos como nuestro invitado de hoy:

Sacerdote-1.jpg picture by fetido

Nuevamente un representante de la Santa Madre Iglesia dejando claro que su reino no es de este mundo. ¿Quién diríais vosotros que es el subnormal, los expulsados o el que los expulsó?
Yo lo tengo muy claro.


George Michael - Faith


9 comentarios:

Carabiru dijo...

Pero que asssssssssssco de gente, de verdad...
Ese curilla fijo que es de los que fomentaban que hace años las familias con algún hijo con síndrome de Down los escondieran por vergüenza...

Y luego quieren que la gente crea en ellos... yo sí creo... creo que son gilipollas.

Small Blue Thing dijo...

Eteee... reprodusco por su interés el comentario que acabo de dejar caer en la noticia original:
Si ASALSIDO ni Público incluyen NI UNA SOLA declaración de los jóvenes discriminados, le estáis dando la razón a ese impresentable. Que hablen ellos, que sus madres y sus monitores no han sido discriminados.

Digo, se presta, ¿no?

ipon dijo...

Me he preguntado muchas veces si sería posible incluir una cláusula en el acuerdo de financiación del Estado a la Iglesia donde se exija que los curas acaten la constitución, y si quieren funcionar como negocio privado pues se les corta el grifo y todos tan contentos.

Victoria dijo...

Algo le pasa a George Michael. Parece una de las ardillas XD

Pobres. También ellos son criaturas de Dios. Por mucho que te cueste, no deberías llamarles subnormales. Y si éste demostró que lo era echando a los chavales, no hay que tenérselo en cuenta. La represión de los naturales impulsos sexuales provoca daños irreparables en las personas.

Hay muchos ejemplos de ello.

Zerocerouno dijo...

Represion de impulsos sexuales? Los curas? Yo creo que es subnormalidad congénita...

Anónimo dijo...

Vaya, por fin migras a terrenos más decentes. Felicidades

PD: Actualizado en mi blog.

Un saludo del minino

http://marrullero.blogia.com

Victoria dijo...

Esto te va a encantar. Es realmente conmovedor.

Nov dijo...

Nada nuevo bajo el sol, los de siempre quedando bien ante Dios.

Premaswarupa dijo...

nada, qué decir Tío?

Besos desde este lado