lunes, 10 de noviembre de 2008

¿Por qué dejé de ser de izquierdas?

¿Y a quién cojoño le importa?

11 comentarios:

queralt. dijo...

Ahí faltan unos cuantos... lamentablemente.

Queralt.

Sota dijo...

Me gusta que me haga usted esa pregunta!

(y no otras que podrían ser más capciosas, del tipo "pero... fueron de izquierdas alguna vez?")

NecioAtalayo dijo...

Y los de izquierdas de boquilla, de postal, y de caña en la mano en el bar, también cuentan?
No se qué es peor...

Pequeño perdedor dijo...

Yo diría aún más: gracias por dejar de ser de izquierdas. No creo que sobreviviera al horror de compartir identificación política con semejantes entidades.

Pequeño perdedor dijo...

Con "semejantes entidades", me refiero a Führerico y compañía, of course.

Mr. TAS dijo...

porque la Iglesia Católica paga más

Sota dijo...

Pero no habíamos quedado en que Roma no paga a traidores?

(pregunta retórica, ya se la respuesta, gracias)

Javier dijo...

Quizás es debido a que nunca fueron de izquierdas. Fueron simples oportunistas que vieron la oportunidad de medrar, de ser alguien importante. Y cuando sus deseos no se convirtieron en realidad simplemente abandonaron la nave y se pasaron a otro lado.
Realmente no conozco a nadie que habiendo sido "de izquierdas" (y ojo que el concepto se las trae) se haya pasado al lado oscuro de una forma tan absoluta y radical. Es cierto que todos evolucionamos, que nuestras ideas no son inmutables, que perdemos el idealismo y lo convertimos en escepticismo. Pero siempre queda algo, un poso, un substrato de "izquierdina" que nos acompaña durante el resto de nuestra vida y que nos impide abandonar (por mucho que digamos que queremos hacerlo) los principios que un día defendimos.
No, esos tipos nunca fueron de izquierdas. Gracias a Dios, los de izquierdas son, y somos, diferentes.

Javier

PD. Lo siento no sé ser breve.

Fet dijo...

Ni falta que hace, oiga.
Estoy aplaudiendo su comentario.

Small Blue Thing dijo...

Vale. Ya lo ha dicho Sota.

Eso sí, como me están controlando el colesterol me haré mirar la izquierdina que nunca se sabe.

Capitan Tormentas dijo...

¿Quien…Esos de izquierdas alguna vez?. No jodas Tito!