lunes, 10 de noviembre de 2008

Memoria de un espíritu

Apesta a Excrementos 2, 27 de octubre de 2006.

http://img.villagephotos.com/p/2003-7/261070/ALOKV-fraga.jpg
Hace unos días, el inefable Manolo Fraga (aka Manolinho, Fragasaurio, Don Manué...), salía en la prensa con unas declaraciones acerca de la manera de conseguir el poder de los sociatasunos en las generales de 2004. Declaraciones en la línea de los neocon patrios y su аппара́тчик de propaganda, bueno, ahora Think Tank.

En ellas decía que se habían roto todas las reglas del juego y transgredido gravemente las leyes con la "violación de la jornada de reflexión" el día 13 de marzo de 2004.

Para el que suscribe, aquel fue el momento más hermoso de la historia reciente de nuestro país (exceptuando, claro está, la boda y posterior preñez de Letizia).

La información que desde el gobierno, tras la horrible jornada del 11-M, se trasladó a prensa nacional e internacional, servicios de inteligencia de países europeos y Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, fue la impresentable, hedionda y vil mentira que quisieron colarnos a nosotros. Imagina que hubiera pillado desprevenidos a nuestros vecinos y se hubiesen cometido barbaridades similares en todo el continente. Obviamente todo el mundo se hallaba ya en alerta porque a: no les hicieron ni puto caso y b: no se informaban en los medios públicos españoles.

Alguna mente pensante en Moncloa o Génova debió creer que no existen vías de información alternativas a las suyas en este país... desconocen el teléfono, la prensa, el satélite, el cable, internet...

Un habitante del atolón de Mururoa con un receptor satélite, una parabólica y una pantalla, podía ver en veinte idiomas a través de decenas de canales mundiales desde el día 11, la información que los medios públicos españoles, siguiendo directrices gubernamentales, nos negaron e intentaron ocultarnos hasta la jornada electoral.
Lo gracioso es que a los libegales/ peperastas también los engañaron, pero parece que disfrutaron con el tema y siguen luchando para hallar justificación a una actitud tan miserable.

La mañana del 13 de marzo alguien me comentó que la gente debería hacer algo al respecto, salir a la calle, exigir la verdad. Vaticiné que eso no ocurriría, que estamos demasiado aborregados.

Y esa tarde-noche comencé a verlo en Euronews, pasé por la NBC, por CNN y seguí zapeando y viéndolo por un montón de canales de noticias internacionales hasta llegar a la ultraconservadora FOXNews, y allí también lo vi.

Ni una sola imagen en TVE ni en su canal informativo internacional.
Fue un momento mágico. Echamos a unos mentirosos desvergonzados y los avergonzamos ante el mundo.

Si crees que violar la jornada de reflexión estuvo mal, te diré que, ante el atropello cometido por la gente en la que el electorado español había depositado su seguridad y confianza; ante un atentado tan grave a la libertad de información de todo un pueblo; ante una mentira tan desmesurada y canalla, no se debe respetar ni la mismísima jornada electoral.

Estaba lejos. Pero en Génova.
Un diez para esa gente. Si estuviste allí, gracias.

5 comentarios:

Sota dijo...

Yo estaba en cama, con anginas. Viendo un programa nocturno en un canal local de televisión, cuyo plató era una "pecera" que daba directamente a la Diagonal, y que está a menos de cien metros de la sede del PP en Barcelona. Y recuerdo perfectamente la cara de estupefacción de presentador, colaboradores y público, y el "qué coño está pasando" que soltó el presentador, cuando empezó a llegar gente haciendo ruido...

matajazz dijo...

Habria que llevar a un Tribunal Internacional a unos políticos capaces de usar el dolor de los muertos, el nacionalismo, el terrorismo, la mentira, la guerra... para sacar tajada política, mas estando en el gobierno.
Aznar,Acebes,Zaplana,Espe,Fraga... deberían dar cuenta por sus desmanes.

queralt. dijo...

Yo estaba con mis quehaceres cotidianos y oyendo la radio... como siempre, pues la radio vive conmigo. Fue un impacto extraordinario y he de reconocer que lloré con desesperación. Mucho más, cuando empezaron a llamarme los familiares de Barcelona, asustados. Yo también llamé a los amigos cuyos hijos cogían aquél tren y a familiares. No quiero recordar ese día...
No estuve en Genova, pero estuve en la manifestación y juro que nunca había visto a tanta gente tomando Madrid (incluso más que en la manifestación por Miguel Ángel Blanco), pero, junto al grito de la mayoría de los allí convocados exigiendo la verdad, también había banderas anticonstitucionales y gente levantando la mano y cantando el cara al sol y por supuesto, oyendo la Cope... hubo momentos de tensión, la verdad, y si no llegó a pasar nada fue porque la inmensa mayoría de los que estábamos allí ignoramos la situación, supongo que para evitar los enfrentamientos. Yo lo viví con miedo porque, si hubiera habido un conato de discusión aunque hubiera sido pequeño, habría pasado otra tragedia.
El fósil Fraga debería callarse de una vez, para intentar redimirse de su propio pasado. Pero en el fondo dá igual, porque otros han venido que bueno lo han hecho...
La jornada de reflexión fue muy reflexiva, mal que les pese a los PPeros y, al votar, dejámos al descubierto sus mentiras y desverguënza, pero en Madrid siempre habrá, aunque sea en una mínima expresión, ese caldo de cultivo que los fachas necesitan para crecer y multiplicarse.
Con tanta "educación" y sensibilidad democrática, estamos dejando que algunos, se vayan de rositas... espero que no nos arrepintamos con los años, igual que está pasando con todo lo relacionado con la Memoria Histórica.

Queralt.

Alabastro dijo...

Cuando veía a Zapatero, Caldera y Blanco, decía para mí ¡vaya colla!

Recuerdo estar hablando por teléfono con mi madre sobre la gran mentira, cuando apareció Mariano por la tele. Me recuerdo a mí mismo dando voces contra la tele y preguntando: ¿qué hace ese ahí? para llamar a continuación a mi hermano para convencerle de que había que votar útil, de había que echar a esa gentuza.

Recuerdo cuando salió Acebes a confirmar la detención de los primeros sospechosos, y esa sensación de serenidad acompañada de un "os vais a enterar mañana".

Oscar dijo...

Pues yo me acuerdo que estábamos unos 50 en Logroño enfrente de la sede del Gobierno Civil con 100 policias delante sacándonos fotos con sus móviles.
Yo ya estaba pensando en si me podrían caer más de dos años.
Bueno y también me acuerdo que tuve que tirar la perola y el cazo porque terminaron peor que mi cabeza.