jueves, 4 de septiembre de 2008

Sobre el aborto

Sensacional artículo de Carl Sagan y Ann Druyan que reproduzco aquí -en parte- tras tomárselo prestado al Maese Piezas, a quién el Gran Pepino guarde muchos años.

“La cuestión quedó zanjada hace años. El poder judicial optó por el término medio. Uno pensaría que la polémica había concluido, pero sigue habiendo concentraciones masivas, bombas e intimidación, muertes de trabajadores de clínicas abortistas, detenciones, intensas campañas, drama legislativo, audiencias del Congreso, decisiones del Tribunal Supremo, grandes partidos políticos que casi se definen sobre la materia y eclesiásticos que amenazan con la perdición a los políticos. Los adversarios se lanzan acusaciones de hipocresía y asesinato. Se invocan por igual el espíritu de la Constitución y la voluntad de Dios. Se recurre a argumentos dudosos como si fueran certidumbres. Los bandos en liza apelan a la ciencia para fortalecer sus posiciones. Se dividen las familias, maridos y mujeres deciden no hablar del asunto, viejos amigos dejan de hablarse. Los políticos examinan los últimos sondeos para descubrir qué les dicta la conciencia. Entre tanto grito, resulta difícil que los adversarios se escuchen.

“Las opiniones se polarizan. Las mentes se cierran.

“¿ Es ilícito interrumpir un embarazo? ¿Siempre? ¿A veces? ¿Nunca? ¿Cómo decidir? Escribimos este artículo para entender mejor cuáles son las posturas enfrentadas y para ver si conseguimos hallar una posición que satisfaga ambas. ¿No existe término medio? Hay que sopesar los argumentos de uno y otro bando para determinar su consistencia y plantear supuestos prácticos, puramente hipotéticos en más de un caso. Si pareciera que algunos de estos supuestos van demasiado lejos, solicitamos del lector que tenga paciencia, pues estamos tratando de forzar las diversas posturas hasta su punto de ruptura a fin de advertir sus debilidades y fallos.

“Cuando se reflexiona sobre ello, casi todo el mundo reconoce que no hay una respuesta tajante. Vemos que muchos partidarios de posturas divergentes experimentan cierta inquietud o incomodidad cuando se dualiza lo que hay detrás de los argumentos enfrentados (en parte por eso se rehúyen tales confrontaciones). La cuestión afecta con seguridad a interrogantes más hondos: ¿cuáles son nuestras responsabilidades mutuas?, ¿debemos permitir que el Estado intervenga en los aspectos más íntimos y personales de nuestra vida? ¿dónde están los límites de la libertad? ¿qué significa ser humano?

Sigue leyendo aquí, pero sigue leyendo de verdad, no seas membrillo/a.

11 comentarios:

madisonrepublicano dijo...

Hacía tiempo que no oía hablar de Carl Sagan, descanse en paz y que Dios lo guarde.

madisonrepublicano dijo...

Oye, yo no soy ningún membrillo, lo lei de golpe antes de que pusieras eso. No está nada mal el artículo. Sus puntos fuertes son las notas históricas, muy reveladoras. El débil, en mi opinión, el razonamiento ético, más allá de que se esté de acuerdo o no con el aborto. Mi pensamiento respecto a este asunto es desgarrador para mi, ya se sabe que los humanos solemos ser contradicciones con patas.

Evitadinamita dijo...

Madison, no te mojas ni en la ducha, haz el favor de iluminarnos, que para lo esotérico tenemos a friker jimenez, hombre ya!
Nosotras parimos...mo tengo nada más que decir, que el nibel está muy alto y ya he comentado más concretamente a Maese Piezas.

Evitadinamita dijo...

Tito tenía razón...la ofensa inofensiva totalmente (ya estoy haciendo lo que no debo, Ains!)

madisonrepublicano dijo...

Cuando me de la realgana me pronunciaré sobre lo que yo quiera, en los términos que yo desee, y las personas que crea pertinente.

Gónadas dixit.

Premaswarupa dijo...

“La mayoría de quienes defienden el “derecho a la vida” no se refieren a cualquier tipo de vida, sino, especial y singularmente, a la vida humana. También ellos, como los partidarios de la elección, deben decidir qué distingue a un ser humano de otros animales y en qué momento de la gestación emergen esas cualidades específicamente humanas, sean cuales fueren."

Pues básicamente eso lo resume todo bastante bien. Es importante destacar que el concepto de "vida" no es suficientemente claro (http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=vida). Partiendo de eso, e independientemente de mi postura a favor del aborto y de la postura de cualquier otra persona en contra, siempre habrá controversia.

En mi modesta opinión, hay demasiados hijos del abandono, demasiada negligencia, mucha basura injusta a la que se ven sometidos los "hijos no deseados".

Un beso enorme Tío, y abrazos apretados.

Fet dijo...

Madison:
Aunque te parezca mentira, el mundo no gira alrededor de tu ombligo.
El día que me dirija o hable de o para ti en algún texto, no temas, te lo haré saber. En el interín, todas las llamadas y apóstrofes irán referidas a un/a hipotético/a lector/a que sólo existe en mi imaginación y que podría decirse representa a la totalidad de individuos/as que pasan por Putada Ville, sin ser ninguno en concreto..

madisonrepublicano dijo...

Fet, no es que el mundo no gire alrededor mío, es que el Universo carece de centro y no gira entorno a cosa alguna, y desde luego no soy yo la Constante de Einstein. Las indicaciones perogruyescas puede ahorrárselas. Naturalmente nadie puede ser una persona/o membrillo/a a la vez, sólo lo usé como excusa para dejar algunas palabras que cada cual puede escoger leer o no. Ya sé que usted existía antes de que yo la/o conociera. Siga escribiendo a la Idea Pura del lector de su blog, jamás he deseado que lo hiciera a mi en concreto.

AnteTodoMuchaCalma dijo...

Toma serendipia, Fets. Hoy mismo acabo de citar el mismo texto en lo de Dónja.

Small Blue Thing dijo...

Aaaaah, yo puedo abortar desde que era una zagala allá por el año 500, chinchad y rabiad XDDDD

Noviembre dijo...

A mi me va a mandar uno de blogger a leer, si i believe.

Mi opinion es que abortar es asesinar si o si. Pero vamos que me estoy jalando unos mcnuggets asi que no me hagas mucho caso.