martes, 3 de noviembre de 2009

Matrimonio y católicos

Sigo órdenes de NatXoX cuando cito:

"En línea con la actual relevancia social en torno a la modificación de la legislación española sobre los matrimonios, la postura de los católicos en ella, voy a exponer mi posición aquí, que para eso es mi blog:

Estoy completamente a favor de permitir el matrimonio entre católicos.

Me parece una injusticia y un error tratar de impedírselo.

El catolicismo no es una enfermedad. Los católicos, pese a que a muchos no les gusten o les parezcan extraños, son personas normales y deben poseer los mismos derechos que los demás, como si fueran, por ejemplo, informáticos u homosexuales.

Soy consciente de que muchos comportamientos y rasgos de carácter de las personas católicas, como su actitud casi enfermiza hacia el sexo, pueden parecernos extraños a los demás. Sé que incluso, a veces, podrían esgrimirse argumentos de salubridad pública, como su peligroso y deliberado rechazo a los preservativos. Sé también que muchas de sus costumbres, como la exhibición pública de imágenes de torturados, pueden incomodar a algunos.

Pero esto, además de ser más una imagen mediática que una realidad, no es razón para impedirles el ejercicio del matrimonio.

Algunos podrían argumentar que un matrimonio entre católicos no es un matrimonio real, porque para ellos es un ritual y un precepto religioso ante su dios, en lugar de una unión entre dos personas. También, dado que los hijos fuera del matrimonio están gravemente condenados por la iglesia, algunos podrían considerar que permitir que los católicos se casen incrementará el número de matrimonios por "el qué dirán" o por la simple búsqueda de sexo (prohibido por su religión fuera del matrimonio), incrementando con ello la violencia en el hogar y las familias desestructuradas. Pero hay que recordar que esto no es algo que ocurra sólo en las familas católicas y que, dado que no podemos meternos en la cabeza de los demás, no debemos juzgar sus motivaciones.

Por otro lado, el decir que eso no es matrimonio y que debería ser llamado de otra forma, no es más que una forma un tanto ruin de desviar el debate a cuestiones semánticas que no vienen al caso: aunque sea entre católicos, un matrimonio es un matrimonio, y una familia es una familia.

Y con esta alusión a la familia paso a otro tema candente del que mi opinión, espero, no resulte demasiado radical: también estoy a favor de permitir que los católicos adopten hijos.

Algunos se escandalizarán ante una afirmación de este tipo. Es probable que alguno responda con exclamaciones del tipo de "¿Católicos adoptando hijos? ¡Esos niños podrían hacerse católicos!"

Veo ese tipo de críticas y respondo: Si bien es cierto que los hijos de católicos tienen mucha mayor problabilidad de convertirse a su vez en católicos (al contrario que, por ejemplo, ocurre en la informática o la homosexualidad), ya he argumentado antes que los católicos son personas como los demás.

Pese a las opiniones de algunos y a los indicios, no hay pruebas evidentes de que unos padres católicos estén peor preparados para educar a un hijo, ni de que el ambiente religiosamente sesgado de un hogar católico sea una influencia negativa para el niño. Además, los tribunales de adopción juzgan cada caso individualmente, y es precisamente su labor determinar la idoneidad de los padres.

En definitiva, y pese a las opiniones de algunos sectores, creo que debería permitirseles también a los católicos tanto el matrimonio como la adopción.

Exactamente igual que a los informáticos y a los homosexuales."



De Psicofonías (algo así como el blog de Psicobyte).

15 comentarios:

Alex dijo...

Genial.
Sin más.

Adrian Vogel dijo...

Suscribo. De hecho borraré de mi lista negra a varias parejas amigas cátolicas. He sido un intolerante y pido disculpas por ello. Gracias Sir Fet. he visto la luz (esto no signinifca que vaya a convertirme).

Gustavo dijo...

Pues yo te apuesto 20 euros griegos a que si ese discurso no se ha elaborado todavía, ya lo están elaborando.

Felipe dijo...

Tito Fet

usted sí que sabe de todas estas cosas

de mayor quisiera ser como usted

Josu Sein dijo...

Esto me lo puso Natxox a mí en el cara libro. Buenísimo. XDDDD

Sota dijo...

Hombreeeeee... Pero esto tiene unos cuantos años, ya. Es de lord Psicobyte.

Arnau dijo...

¿Católicos? ¿Esa secta que venera un pájaro blanco y ofende a los seres humanos? A la mierda.

Small Blue Thing dijo...

Pues yo creo que aunque tenemos que adaptarnos a los signos de los tiempos, no ha lugar pedir perdón a los católicos, puesto que lo importante no es lo que se diga o no se diga, sino el hecho de haber cambiado: de sabios es rectificar que es lo que hacía falta, y ahora miremos al futuro que es lo verdaderamente importante.

Es más, tampoco vamos a ponernos a pedir perdón cuando nosotros no le decimos a los católicos que rectifiquen, sino que aceptamos el cambio de las cosas.

(Psycobite y Juan Pablo II: los clásicos son imbatibles)

Small Blue Thing dijo...

(Fétido, haz sitio en la cipresera: Ayala y Lévi-Strauss)

ZüberSanta dijo...

Abono centenario para los cipreses, y de qué calidá, snif...

Capitán Tormentas dijo...

Hoy voy a discrepar con usted Tito, o más bien con el autor de lo escrito, ya que vuesa merced se limita a ser mero mensajero. Y no es menester en este caso matar al mismo, debido a la enorme calidad del susodicho.
El escrito en sí, puede que resulte simpático, e incluso gracioso y original, pero me parece que de alguna manera es una ironía muy gratuita hacia unas “personas”, “no a un poder”. Unas personas que nos rodean a diario, de esas de infantería, de a pie, de las que están metidas cada día en nuestra propia vida y que simplemente tienen unas creencias, no unas doctrinas o fanatismos. Creo que no se debe meter en el mismo rasero a todios, ni todos los nacionalistas son borrokas, ni todos los católicos son Roucos o del opus.
Un abrazo Tito, el comentario que me dejaste en mi último post… de diez, aun me estoy riendo.

Javier dijo...

Coincido en parte con el Capitán Tormentas, no se puede meter a todos los católicos en el mismo saco. De todas formas, mientras los Roucos&cia sigan siendo sus representantes tendrán que cargar con esa cruz.
Mis respetos Tio Fet.

Fmora dijo...

El artículo está muy bien, la verdad. Mas , si los argumentos asin en serio para rebatirles sus insostenibles posturas al respecto de tantas cosas se los pasan por el arco de la sacristía, ¿qué no harán con la fina ironía? (Uy, que pareado más tonto, aseguro que ha sido sin querer)
Pues éso, que hay que creer en algún dios para esperar que sirva de algo. Pero reitero, muy buen artículo.
Saludos

Premaswarupa dijo...

esta es la mejor entrada de la historia... si me lo permites, voy a publicarla en mi blog, en el facebook y en todos lados es absolutamente perfecta...

Te adoro Fet

matajazz dijo...

Siempre y con el permiso y bajo la responsabilidad de su tutor o mayor responsable. Porque tienen que tenerlo.
Los homosexuales están exentos de este requisito, por supuesto; informáticos depende, aquellos que no tengan la capacidad de gobernarse por si mismos, y te aseguro que los hay, requerirán del permiso aún siendo mayores de edad.