sábado, 30 de mayo de 2009

El Evangelio según Benjumea


"Contrapunto

La violación, ¿fuera del Código Penal?

Nada más lejos de mi intención que frivolizar con la violación. Pido disculpas a quien así lo ha entendido. La cuestión es: reducido el sexo a simple entretenimiento, ¿qué sentido tiene mantener la violación en el Código Penal? ¿No debería equipararse a otras formas de agresión, como si, por ejemplo, obligáramos a alguien a divertirse durante algunos minutos? ¿Por qué tanta disparidad en las condenas?
No es demagogia. Hay movimientos recientes en esa dirección. En marzo, en una decisión sin precedentes, el Consejo de Ministros concedió el indulto parcial a un violador, cuya condena a 12 años, ratificada por el Tribunal Supremo, se redujo a cinco años. El condenado es un joven homosexual, bien relacionado con círculos progubernamentales de la industria del espectáculo, que asaltó a otro joven en los lavabos de una discoteca. Sus tres cómplices fueron favorecidos por la Secretaría de Prisiones, de la Generalidad de Cataluña, en otra decisión sin precedentes: obtuvieron el tercer grado, y pudieron abandonar la cárcel tras sólo 8 meses de condena.
Cuando se banaliza el sexo, se disocia de la procreación y se desvincula del matrimonio, deja de tener sentido la consideración de la violación como delito penal. Ése es el ambiente cultural en el que vivimos, y, sin embargo, la inmensa mayoría de españoles consideraría una aberración que se sacara la violación del Código Penal, aunque, a sólo cien metros, uno tuviera una farmacia donde comprar, sin receta, la pastillita que convierte las relaciones sexuales en simples actos para el gozo y el disfrute. Esa hipotética indignación es un motivo de esperanza, porque demuestra que la deshumanización de la sexualidad, que promueve el Gobierno, todavía no ha llegado a un punto de no retorno."




Las negritas son mías. Las arcadas, también.
El orinal original, aquí.
Este anormal merece que alguien le introduzca un hierro candente por el orto, como obligándole a divertirse.

25 comentarios:

piezas dijo...

Lo normal es que a los enfermos se les trate para que desaparezca su mal, o si no se puede, para que al menos puedan vivir una vida lo más normal posible.

En Alfa y Omega les dan una columna.

piezas dijo...

...y en la ICAR los ponen como asesores sexuales.

Fet dijo...

Cuando no los ordenan cardenales...

Jose dijo...

Lo que tenemos que aguantar en España con esta gentuza, desde luego es patético.

Que digan esto, con lo que tienen encima en lugares como Irlanda, Mexico o USA? y con las historia que tiene detrás la Puta de Babilonia, es desde luego para llevarlos a juicio directamente.

Hasta cuando vamos a pagarles el sueldo a estos capullos descerebrados? es lo que yo me pregunto.

Saludos desde el sur.

Alex dijo...

Últimamente estoy leyendo cosas muy extrañas, ayer, COPE, en Twitter, hacía referencia a la posibilidad de aquellos homosexuales que quisieran dejar de serlo de someterse a una serie de terapias conductiva...
Yo cre que ha habido algún tipo de pandemia, que no se ha hecho pública a diferente de la gripe porcina, y que ha afectado al cerebro de muchos.

irichc dijo...

Desde unas coordenadas puramente hedonistas, se podría argumentar que aquel que sufre es porque no sabe divertirse. Incluso cabría plantearse la obligación que tiene la sociedad en estos supuestos de enseñarnos a explotar, y cuanto antes mejor, las potencialidades del cuerpo a fin de disminuir la infelicidad general.

Por descontado, el articulista tiene razón. Placer anal sentimos todos cuando vamos al baño, pero sólo un dos por ciento aproximadamente tiene a bien fundar su vida erótica y afectiva sobre tan sólidos mimbres. Así que si se rechaza tomar parte en determinadas prácticas no es porque no sean en sí placenteras, que lo son, sino por las objeciones morales que nos plantean en el fuero interno. Por ello, cuando admitimos en política como moralmente válidos ciertos comportamientos sólo por ser placenteros, negamos el proceder habitual de nuestra ética, desvinculándola autoritariamente del derecho; y, por querer parecer buenos y carentes de prejuicios, nos confesamos malos e hipócritas, al adoptar en el ámbito público directrices que en la vida privada no seguimos. Perdemos, pues, de esta manera gran parte del criterio para determinar lo punible, e incluso para definir lo agradable, al subordinar un acto intelectivo e individual (el de consentir según un orden teleológico) a otro sensitivo e impersonal (el de gozar según nuestra constitución física).

Ahora bien, tampoco es válido el otro extremo, a saber, que todo lo que nos provoca gusto, aun sin ser útil, resulte merecedor de censura. La utilidad general ennoblece el placer, pero no es la inutilidad la llamada a envilecerlo, sino el no guardar aquél la debida proporción con el fin natural que se le asigna. Comer más allá de la necesidad, y hasta del apetito, es reprochable; preocuparse en exceso de la propia apariencia, dedicándole tiempo en vano, resulta digno de burla; dormir quince horas diarias y ver pasar la jornada entre sábanas lo convierte a uno en un ser risible. Por idénticos motivos, hacer del placer anal o de cualquier otro semejante tomado en sí mismo un caso de autoafirmación, un modo de vida y no digamos ya una forma de ver el mundo es un comportamiento irracional para el que no caben justificaciones.

No hemos llegado a este estado de autonegación en virtud de un indefinido y tal vez extraviado progreso humanista, sino más bien por un imperativo que radica en la esencia del capitalismo: que toda satisfacción individual debe potenciarse al máximo, pues ello ha de redundar en beneficio de la comunidad. Si por fortuna estamos ante el ocaso del modelo económico, sin duda alguna la charlatanería posmoderna sufrirá las consecuencias.

Fet dijo...

Irichín:
Los Magic se han fundido a los Cavs.

Arnau dijo...

Irichc dice: "Placer anal sentimos todos cuando vamos al baño,..."

Joder, se nota que irichc nunca ha ido estreñido.

ZüberSanta dijo...

Yo creo que el hecho de que nuestra perversa sociedaz posmoderna haya desvinculado el placer gustativo de la alimentación nos lleva por pura lógica mongoescolástica a despenalizar que unas hipotéticas Brigadas Astures le atiborren a uno de fabada con violencia y contra su voluntad. Y me quedo tan ancho.
Y eso que en el Código Penal pone bien clarito lo de delitos contra la LIBERTAD SEXUAL, pero quod natura non dat, Pattaya etcétera...

Victoria dijo...

Por lo que deducimos que el capitalismo ha creado la homosexualidad. Bravo, Irich, ha encontrado usted la "cura" para la homosexualidad: el comunismo.

Y no es necesario ser grandilocuente. Una prosa tan pomposa y un vocabulario tan rebuscado no le hacen parecer más inteligente. De hecho, los que lo leemos vamos al mensaje, y no a la forma. Y es ahí, en el mensaje, donde demuestra usted todo su potencial.

Yendo al tema, creo que el tal Benjumea debería vivir una violación. Si este hombre disfruta con el sexo, del modo que sea y con la finalidad que sea, seguro que no le importa. Y si le pasan una ETS, mejor, que una sífilis o un SIDA son la mar de divertidos.

Jose dijo...

Victoria, suscribo todo lo que has dicho sobre el "figura" de Irichc.

Saludos.

Adrian Vogel dijo...

¡No me lo puedo creer! Hay peña que todavía piensa así, en 2009. Sir. Fet me uno a sus negritas y arcadas.

Gustavo dijo...

¡QUE VUELVA TARANCÓN, POR DIOS!

Small Blue Thing dijo...

miba a reír de lo del piezas, pero acabo de ver qué lectores tienes y me siento profundamente desconcertada.

piezas dijo...

¡Irichc!

¡Irichc! Joder, Fét, eso se comparte...

Sota dijo...

Hostia, Irichín te comenta...

Eso da nybel, tito Fet!

Fet dijo...

Eso, ustedevusotra dadle cuerda...

Pequeño perdedor dijo...

El chikitroll mola mogollón. O algo.

Josu Sein dijo...

Es que no existen violadores heterosexuales y bien casaditos, qué va, quién va a poder pensar semejante cosa...
La cantante y pianista Diamanda Galás, que fue prostituta en California, donde es ilegal y si violan a una prostituta primero se tiene que justificar por serlo y después la policía se le ríe en la cara porque "es su trabajo", suele decir que a los violadores no habría que castigarlos ni con la muerte ni con la cárcel, sino que habría que castrarlos, penetrarlos a la fuerza analmente y tatuarles "violador" en la frente para el resto de su vida. Pues sin ser violadores, a muchos de estos engendros que escriben semejantes cosas, por lo menos lo de la castración no les vendría mal, más que nada para no caer en esa "banalización" del sexo después de haber procreado si es que lo han hecho, porque ya que es su única función...

iResponsable dijo...

No sé por qué, pero estos cada día me sorprenden menos.

ZüberSanta dijo...

Hoyga, que le diga usté al irichín si vuelve por aquí que cuidadín con los ángeles, sean o no redondos:

http://www.youtube.com/watch?v=8-9kTBH3Zq4

Alabastro dijo...

A ver si va a ser por eso, por lo que la Iglesia nos toca las pelotas a diario.

antonia guadalupe dijo...

Hola Juanito Camela Moral...
Solo es un saludito, veo que sigues revolucionando al personal, eso está bien.
1bso de alcachofaypegatina

Fet dijo...

Jodó! Cuánto tiempo!
Un beso.

Small Blue Thing dijo...

¡Te llamas Juanito!

Coñoya, con lo bien que habría quedao otro Antonio en la vitrina.