viernes, 17 de abril de 2009

El Consultorio del Tío Fet

Querido tito:
Soy empleado de la administración y te mando una revisitación de la fábula de la cigarra y la hormiga, para que emules a Rafa "torito bravo" Reig.


Soy empleado público. Sí, señor. Funcionario. Esos personajes típicos, oscuros y en la sombra que, hagan lo que hagan, siempre están mal vistos.
De ese colectivo que este año, POR PRIMERA VEZ en su historia ha conseguido que las dos pagas extras vayan a percibirlas en su totalidad. Sí, señor, en plena crisis.
De esos que veían con envidia cómo su joven y cualificado vecino albañil, dicho con el mismo respeto que él me debe a mí, le restregaba en el bar del barrio que ganaba 2800 euros al mes, su bonito BMW rojo y su nueva casa, mientras uno tenía que visitar el banco para pedir un anticipo de 300 euros con cargo a la paga extra no completa de junio y así equilibrar su austero presupuesto.
Funcionario que, si no le congelaban el sueldo, se le incrementaba año tras año un pírrico 2 % cuando el IPC subía el 5 o 6 y casi todos disfrutaban de su cláusula automática de revisión salarial.
Por tanto, que ahora no vengan los salvapatrias pudientes a echarnos a la gente encima sugiriendo congelación e incluso recortes de sueldo como si fuéramos los responsables de que medio país haya estado diez o doce años viviendo muy por encima de sus posibilidades sin guardar para la llegada del crudo invierno.
No, señor.Llevo 23 años en la Administración. Como la mayoría de mis compañeros, mi sueldo sobrepasa apenas el mileurismo y jamás mi cartera ha sido afortunada portadora de uno de esos billetes ocultos en bolsas de plástico, colchones o paraísos fiscales. No conozco vacas gordas....ni flacas, y mi plaza, que era pública y para todo el que la quisiera, me la he ganado a pulso.
Así que, salvapatrias, dejen que sigamos típicos, oscuros y en la sombra.
Y además, trabajando.


(La carta fue extraída sin permiso del blog del Señor Nepomuceno)

6 comentarios:

Adrian Vogel dijo...

Funcionario = trabajo vitalicio

Queralt. dijo...

Me parece bien, que sigan trabajando pero, a poder ser, que tomen por las mañanas All Bran pues, si ellos reivindican su austera existencia yo, personalmente, quiero que me traten con la cortesía y el respeto que me merezco, creo. Y no hablo de tópicos, hablo con conocimiento de causa.

Querido Fet, quiero dejarte un fuerte abrazo porque hace mucho que no "hablamos" y te echo de menos.

Hoy no me ando con chorradas así que, te dejo también toda una rama de cerezo, jejjeje.

iResponsable dijo...

Hay funcionarios y funcionarios pero la imagen que nos hemos creado de ellos es porque se la han ganado a pulso y porque no hacen, en su gran mayoría, absolutamente nada por cambiarla, pues ellos saben que haciendo mucho o poco, bien o mal, su puesto de trabajo nunca corre peligro.
Todavía recuerdo cuando tuve que esperar varios minutos en hacienda mientras la funcionaria de turno le estaba dictando por teléfono la lista de la compra a la asistenta.

Supongo que todo esto se podría arreglar con una supervisión más férrea sobre el trabajo de estas personas y que ante los incumplimientos de tareas o desatención de su puesto pudieran ser sancionados, como nos pasa a todos los de la empresa privada.

Un saludo.

PD: A mí también me jodía el típico del BMW que ganaba 2500€ y al que aún por encima el estado le daba todas las ayudas habidas y por haber porque por nómina solo cobraba 800.

Premaswarupa dijo...

supongo que todos los funcionarios públicos son iguales, aquí y allá...

Odio terriblemente tener que ir a sus oficinas para recibir aquella actitud que exponen sin pena, como si estuviesen haciendote un favor con el hecho de realizar las actividades por las que se les paga, bien o mal.

Un beso querido Tío, se le extraña desde mi orilla.

Small Blue Thing dijo...

Mu bien, sí señor. El pensamiento goebbelsiano de los funcionarios creo que ya no tiene cura posible, así que estas cosas se agradecen, y eso que no soy funcionaria.

Si quereis trabajos seguros, empezad la lucha sindical, coño, que quejarse ya sabemos todos.

(¿ta gustao lo de "toritobravo", eh, jodío?)

Anónimo dijo...

Tengo un amigo que saco una de las cuatro plazas de funcionario para Hacienda que salieron para toda España. Tiene dos carreras y se paso dos años preparandolas, se pudo presentar todo el que quisiera. Es funcionario no creo que se le tenga que matar por serlo.