jueves, 17 de septiembre de 2009

Putada Ville en japonés, ¿se dice Kasukabe?


Esta mañana me enteraba de que el creador de Shin-Chan, Yoshito Usui, se halla en paradero desconocido desde el fin de semana pasado. Al parecer fue a hacer senderismo y no volvió. Su infructuosa búsqueda y las numerosas llamadas sin respuesta a su móvil, hacen temer lo peor.

Shin-Chan... Siempre que oigo hablar de esta serie vienen a mi cabeza las palabras de las pedorras miopes que se dedican a la crítica televisiva en dominicales cristofriquis y papeles couche varios. O la de los ignorantes madres y padres con los que a veces -por circunstancias que no vienen al caso- debo bregar. Estos, esas y aquellas coinciden en un par de aspectos: ninguno ha visto un sólo episodio del trabajo de Usui y son capaces de sentirse escandalizados ante la visión de un trasero o unos genitales infantiles.

Y es que Shin-Chan es una serie básicamente amable. Puede que Shinnosuke Nohara acabe con la paciencia de cualquier adulto que se cruce en su camino o que aparente ser un salido, pero no hace más que imitar el comportamiento de su padre. ¿Alguien ha visto como actúa cualquier respetable padre de familia ante la visión de una hermosa joven? Pues eso. Puede que se meta con su madre, que la acuse de carecer de tetas y de lucir un enorme culo. ¿Cuántas madres no se ven a sí mismas con los ojos de Shin-Chan? ¿En qué desvirtúa pues la realidad, en qué parámetros la deforma, la serie del genio de Kasukabe?

Y es que es probable que, de haber visto cualquier episodio al azar, se hubiesen encontrado con que, aparte de un díscolo y gamberro enano cabrón, el pequeño Nohara es un magnífico amigo y compañero de escuela; que cuida con esmero -a pesar de que le enseñe a tocarse la colita- y dedicación -bastante más que cualquier niño que yo conozca- de su perrito Nevado, siendo un magnífico ejemplo para los diminutos televidentes; que adora y protege, en no pocas ocasiones con riesgo de su propia vida, a su pequeña hermanita Himawari; que adora y agasaja a su madre a menudo, aunque para ello deba llegar al borde de la extenuación...

Todo esto pasa desapercibido para estos, esas y aquellas, incapaces de ver más allá de un culete o unos genitales infantiles.
Me pregunto qué clase de gente puede sentirse zaherida, molesta, turbada, ante la visión de los órganos de un crío de cinco años. Prefiero no contestarme.
Me pregunto que clase de gente es capaz de brindar por la probable muerte de alguien cuyo único crimen ha sido dibujar historias que han hecho pasar un buen rato a millones de personas en todo el mundo. Ellos mismos me responden.

Sí debo darles la razón en una cosa:
Esta sociedad está enferma. Pero no por donde ellos creen.

Editado:

TOKYO.- Un odontograma practicado al cadáver hallado en la víspera en el monte Arafune confirmó que se trataba de Usui Yoshito (51), el creador de la popular manga (historieta) nipón “Crayon Shinchan“.

Las autoridades policiales presumen que el cartonista, quien fue dado por desaparecido el pasado 11 de septiembre, habría fallecido al caer accidentalmente mientras practicaba senderismo en la región montañosa ubicada entre las prefecturas de Gunma y Nagano.

Feliz transmigración, Sensei Usui.

30 comentarios:

Belén dijo...

Completamente de acuerdo.

Gracchus Babeuf dijo...

Me apunto al homenaje, Fet. El Barbadillo que citas es un pajero del Opus. Haces mal en darle cancha. Que se masturbe solito, con la foto de la ¡Pedazo de Trommmmpa! de Sin Chan.

Victoria dijo...

No celebro de la muerte de nadie, Fet, y no me escandaliza que el niño en cuestión se baje los pantalones (estamos saturados de culos y genitales por todas partes, estaría bueno que me horrorizara ante algo así).

Sea por imitación o por propia iniciativa (la de los padres o de quien sea), es ordinaria se mire por donde se mire.

Aparte de unas voces muy desagradables (es sin duda lo que más me molesta, el tonillo con el que habla), tiene una factura horrible. Son los dibujos más feos que he visto después de los infames "Vaca y Pollo".

Y ahora me llamas feminista, caracol o minipimer, lo que prefieras.

Fet dijo...

Yo es que no acabo de verle lo ordinario por ninguna parte, Victoria. A no ser que con ordinario te refieras a normal.
Un padre completamente salido que sin embargo se mantiene intachablemente fiel a su esposa, una esposa consumista y agobiada por un físico supuestamente imperfecto que acaba por darle un rodillazo en los huevos a un jefe acosador provocando el aplauso de compañeras y clientela, un niño gamberro e hiperactivo que adora a su familia aunque la desespere. Una familia bastante más sana de lo normal, diría yo. Y un montón de mala leche en cada episodio para reírse de los tabúes y las estúpidas convenciones sociales. El propio diseño de los personajes es una burla a las convenciones.
Definitivamente no encuentro nada de ordinario (sea cual sea la acepción que se use) en Shin Chan.

Victoria dijo...

Pues será que soy una antigua.

Esto me pasa por ver Cuéntame...

Fet dijo...

¿Cuéntame? ¡Y osas llamar ordinaria a Shin Chan?
Te propongo un trato aunque sé que no lo vas a aceptar: descárgate el largo "Los adultos contraatacan" del pequeño (creo que eso significa Chan) Shinosuke. Ármate de paciencia para soportar voces y dibujacos y lo ves. Después me cuentas si sigues opinando lo mismo.

sachete dijo...

Culito, Culito.

Victoria dijo...

¡¡Descargarse!! ¡¡Diosmío!! ¡Me pide usted que robe e infrinja la ley! Robar a un desparecido, que no se sabe ná de él, qué poca vergüenza tiene usté.

Ya sabes que siempre echo un vistazo a lo que me recomiendas (aunque todavía no he mirado el libro aquél -del que no recuerdo el nombre- de Agnes la Chalada, mea culpa), unas veces con éxito y otras no.

¿No hay que especificar más? ¿Ése es el título? Mira que incitarme a delinquir desta manera... Que yo no quiero ¿eh? Perosque mestá usté obligando prásticamente.

Fet dijo...

Blogger es tontito y no deja publicar enlaces ed2k, pero esto debería valer para buscar en la mulita:

Shin Chan Los Adultos Contraatacan Spanish By Bajandoxvid.avi

Adrian Vogel dijo...

¿Kasukabe? Kiensabe

Fet dijo...

Komosubi, que no es "buena hierba" en nipón, sino un grado en sumo.

Gustavo dijo...

Yo me enteré ayer, y ya había ciertos "comentarios" celebrando.
Tengo una teoría: como casi todo el mundo sabe, en Japón los mangas y animes no son exclusivamente para niños: hay series para casi toda clase de gente, de adolescentes, de niñas, de acción, para homosexuales, para lesbianas... Mi teoría es que Shin-Chan es una serie dedicada a los padres.
Y hablando de todo un poco, creo "chan" es lo contrario de "san": tú llamas a alguien con el chan detrás de su nombre si es menor que tú, y con san si es mayor; así que no andas mal encaminado.
Espero que lo encuentren: no se merece esta flagelación opusina.

Premaswarupa dijo...

Te diré Tío, que en una oportunidad me subí al auto de un compañero de clases, él tenía un figurín del Shin Chan, me dijo el nombre de anime y me costó un mundo aprendérmelo.

Luego de muchas bromas al respecto, hice lo que le has pedido a Victoria, bajé un capítulo de la serie, se llama "mi madre tiene un lumbago" o algo por el estilo... no pude parar de reír.

Honestamente no le veo lo ofensivo al dibujete. Me hizo gracia y a veces lo veo cuando estoy aburrida.

Estoy de acuerdo contigo, no podría ser más normal.

Besos desde mi orilla, querido amigo.

Small Blue Thing dijo...

La Miss tiene ferpecto derecho a que no le guste Shin Chan ni Vaca y Pollo, enque ya le valga. Mientras no se meta con Buffy...

Algunos de mis vecinos del pueblo me decían, incluso con un poco de corte por parecer carcas, que preferían que no lo vieran sus niños más chicos porque luego iban por la escuela diciendo "¡Troooompa!", lo cual puedo comprender. Y como autoridad frikaza de la comarca, me preguntaban "esto es como alternativo para mayores, ¿verdad?". Lo que no he podido entender nunca es qué peligro oculto ve la carcundia en las ficciones.

Lo de PeDé lo voy a coger para el domingo, con tu permiso. Eres un enfermo, que lo sepas.


Y eso que han habido chistes mu güenos...

Small Blue Thing dijo...

Ah, y sí, Chan significa "peque".

la jardinera dijo...

Pues yo he visto esa serie alguna vez mientras hacía el desayuno a mi peque, y me parece una mierda con mayúsculas. Además de machista hasta la médula.

Un saludo,

Fet dijo...

Estupendo. Si alguna cosa más le disgusta hágamelo saber.
Su opinión me interesa no sabe cuánto.
Recuerdos a su peque.

Josu Sein dijo...

Flipo con comentarios como el de la jardinera, que ya se los he solido escuchar a otras mujeres, y muy jóvenes además. ¡¡¡¿Machista?!!! ¡¡¡Pero si es la madre la que les da de hostias al padre y al hijo!!! ¡¡¡¿Habéis visto la serie?!!!

¡¡¡SHIN CHAN ES UNA SERIE BUENÍSIMA!!! ¿Es que hemos perdido el sentido del humor y la ironía? Ains, qué lástima...

Fet dijo...

Lo de machista debe ser porque presenta a las mujeres como tontas enamoradizas y consumistas, permanentemente a la espera de que el cuento de hadas se haga realidad. No conozco ninguna mujer así.
¿Y los hombres? A los hombres nos retrata como una banda de salidos viciosos babosos infantiloides. Tampoco conozco un solo tío que responda a tal descripción.
Está claro que los tíos salimos mucho mejor parados, dónde va a parar. Por eso es una serie machista, Josu, que no te enteras.

Josu Sein dijo...

:D

Evitadinamita dijo...

Vaya por delante que me encanta Shin Chan y me río muchismo con ella. Pero negar que el planteamiento del dibujante (o guionista o el que escribe los dialogos) es casposo-machista, me parece, como mínimo, extraño. Creo que le atribuís al autor un poco más de ironía de la que él pretende transmitir (no obstante es un viejuno con solera). Puede que sea una sátira crítica de los valores tradicionales familiares y que por ello los personajes (madre y padre, porque el chaval es adorable para mí) rocen el patetismo en ocasiones, pero aún así me parece que ciertas costumbres que la familia representa en cuanto a reparto de funciones, son sexistas y pueden representar un ejemplo negativo en los niños que lo vean. Claro está que lo más importante es lo que vean en su casa -en cuanto a ejemplo de igualdad- antes que lo que vean en una serie de dibujos.
Pero no jodan: Misae sale muy mal parada, mucho más que el padre.
En todo lo demás estoy deacuerdo: Ni "culito, culito" ni la trompa de Shin Chan me parecen instrumentos de perversión. Desde luego a mí me parece que es lo mejor en cuanto a que lo vean los peques de la casa. Quesque parece que a algunos les gustaría volver al cinturón de castidad y a la segregación por sexos en los colegios.

Fet dijo...

Que me parece que huele a corporativismo mal entendido por aquí...
Si entendemos que ser un salido, perdedor, baboso, infantiloide es mejor que ser una consumista acomplejada, pos vale. Yo, de no pensar que el peor parado es Hiroshi, optaría por un empate.
Concedo que hay un punto negativo-histérico extra en el haber de Misae: el que hace que castigue continuamente a Shin-Chan. Supongo que por ahí van tus tiros. Pero es que resulta que ella es la que está en casa y tiene que aguantar las trastadas del chaval; si fuese al contrario y el encargado fuese el hombre, probablemente Shinnosuke estaría muerto. De todas formas propongo un experimento: acércate a cualquier centro comercial, busca una madre que vaya sola con su hijo y síguela. En el 95% de los casos, soy capaz de predecirte lo que ocurrirá antes de que carguen la compra en el coche.
Si algo tiene de machista la serie es que es un reflejo casi perfecto de la familia tradicional. Si esta institución es machista, que en un buen número de casos así es, asumo la condición machista de Shin-Chan. Pero no por el debe de la serie, sino por el de la sociedad a la que retrata.
De la sociedad, de la escuela, del mercado laboral, del sistema legal, de la grey política y del sistema global... Nos ha jodido.
En conclusión: Shin-Chan es tan machista como pueda serlo Muchachada Nui, United States of Tara, Me Llamo Earl, Dexter, las Supernenas o El Viaje de Chihiro.
Si los tiros van por ahí, acepto pulpo.

Evitadinamita dijo...

Buf! Por supuesto que es un reflejo de la sociedad. ¿Olvida usted cuando escribió en el otro blós el capítulo de la cafetería y la madre con el niño? No seré yo quien le diga que no estamos rodeados de roles familiares incluso aún peores que los que refleja la serie.
Parece que no te has creído que me encanta Shin Chan. A lo que voy es que quizá quien debamos verla más son los adultos y que puede tener un puntito de refuerzo extra para los chavales el ver que en los dibujos las cosas están igual. Usea, que en sus cabecitas haya un plus de normalización para esas conductas.
En lo de que son, precisamente, los padres y madres que dicen aborrecer la serie, los que hipócritamente representan lo mismo en la realidad, estamos deacuerdo. Que nos creemos mu modelnos pero...¡tela,telita, qué bien lo demostramos!
A mí, quien me haría decantarme por el empate, es el abuelo, padre de Hiroshi. Es el redondeo perfecto para la parodia del hombre familiar convencional. El agüelo me mata.

Evitadinamita dijo...

He leído ahora tos los comments y me parece que lo que dice Gustavo es muy interesante. Shin Chan es la analogía nipona de Bart Simpson, serie dirigida a los adultos también.

Fet dijo...

Yo creo que Shin-Chan es una serie infantil. Como Doraemon, por ejemplo. Nobita (el prota de Doraemon) es un niño vago, caprichoso, mal estudiante y bastante hijoputa, sufre un mobbing escolar (y social) que no se lo salta un caballo, y a nadie se le ocurre decir que Doraemon sea una serie para adultos.
Ed, Edd y Eddie, es otro desparrame surrealista en el que Doble D, el único ser sensato de la serie, no hace sino llevar hostias (textuales y metafóricas) constantemente.
Son cientos las series para niños que no son ejemplificantes -cosa de la que me alegro, puesto que de lo contrario sólo habría Twinky-Winkies por la calle- y que no hacen sino servir de catarsis para aquelllas fantasías que los niños saben irrealizables. Como el porno para los adultos, vamos.
En el caso de Shin-Chan sí hay algún ingrediente gamberro extra que puede hacerla (y de hecho lo hace) atractiva para los adultos, pero no es una serie para adultos.
Sí lo serían South Park, Beavis y Butt-Head, Padre de familia, El Rey de la colina... o los Simpson. Una serie (los Simpson)a la que es difícil que se enganche un niño si no es por previa adicción de algún adolescente o adulto de su familia.
Bart Simpson tiene maldad donde Shinnosuke Nohara tiene inocencia (una inocente mala leche), en mi opinión no existe tal paralelismo.
Aparte de que lo que en una es costumbrismo satírico en la otra es sátira social a carajo sacado.
Repito que se trata de mi opinión, Evi, a menudo equivocada.

Gustavo dijo...

¿También te gusta Ed, Edd y Eddy, tío Fet?... ¡Cásate conmigo!
Ahora en serio: gracias por la alusión, Evita. Mi observación se basa en cuando fui a ver la primera peli: lógicamente, había niños con padres incluidos; los txikis se partían con el culito culito y los trompa trompa, pero las risotadas más fuertes venían de los papis cuando soltaba eso de los 30 años de hipóteca que quedan para pagar la casa que tanto hunde la moral de Hiroshi. Quizás tengas razón y sea una serie ambivalente. Y sobre el machismo, pueeeeeh... no sé qué decir: no lo encuentro, veo más bien una serie de situaciones cómicas irónicas a las que llevan las costumbres sociales japonesas. Amos, digo yo.

Evitadinamita dijo...

Sí Gustavo, son situaciones derivadas de la tradición japonesa, que tiene costumbres sociales machistas y el tratamiento es irónico por lo que te provoca la risa. Pero tengo dos observaciones que haceros: si el prota tiene cinco años y eliminamos el paralelismo con el que no está deacuerdo Fétido, diciendo que es sana ironía y tal pero que la serie es para peques...
por lo menos me concederéis que las costumbres sociales japonesas (y españolas, por supuesto) son machistas y que los niños de cinco años no pillan las ironías de la misma manera que vosotros.
Y, por otro lado, si teneis a un enano cerca os habreis fijado que, además de ser como esponjas, tienden al hooliganismo que no veas: mi sobrina está que no mea con Caillou, les hay forofos de Pocoyó, de hello kitty la hija de una amiga...(todo esto orientado al consumo y el marketing). Cosa que vosotros no, ya que os conoceis tropecientas series que los niños no ven ( ni con los mismos ojos).
Puede que no sea un buen ejemplo los Simpson para explicar algo muy simple: si yo me río con ShinChan, los enanos que tenga cerca interpretan que la serie está bien. La toman como modelo. Aunque no te guste lo de los ejemplos, Fétido, los niños toman los modelos de los adultos para ser queridos y tener cosas en común.
Y por supuesto, es mi opinión, que también puede ser errónea y que , como siempre es un gusto contrastar con la de ustedes aquí.
=)

Gustavo dijo...

No me gusta caer en la casuística, pero bueno: me gusta esta discusión. Tenía una compañera de facultad que, a su vez, tenía un hermano muy pequeño. Ella me contaba que sí, que cuando veía el Shin-Chan hacía lo de culito-culito (con el culo tapao, ¿eh?) y san sacabó; ella no veía gran problema en ello. Al contrario, le cabreaba cuando veía cosas como Texas Ranger y decía cosas como "Te voy a matar". Es sólo una anécdota, pero me parece algo significativa. Ese riesgo está ahí siempre, y puede ser que no esté dirigida a un público infantil, sino infantil-juvenil quizás, a parte de a los padres (cosa que mantengo)

Fet dijo...

Los niños necesitan un punto de anarquía y series como Shin-Chan se lo proporcionan. Claro que cada enano es un mundo y que hay muchos que actúan por puro mimetismo (sobre todo si están excesivamente vigilados)a imitación de sus progenitores. Pero créeme si te digo que opino con conocimiento de causa cuando hablo de que los críos tienen un criterio propio para la risa y son capaces de repetir diez mil veces una escena que les ha parecido simpática.
Pon Shin-Chan en una sala oscura a un gupo de niños de 4 años en adelante y en ausencia de adultos. La carcajada será continua y generalizada. Si le pones los Simpson habrá momentos puntuales de risa y más de un abandono del local.
Y si acaban haciendo el baile del culete o el de la trompa, mejor que mejor. Ya tendrán tiempo a cohibirse con estupideces cuando sean adultos.

Evitadinamita dijo...

Sí bueno, si básicamente estoy deacuerdo en que la parte exhibicionista del chaval es una tontería y en que el ejemplo de los Simpson no ha sido muy acertado. Me refería sobre todo a saber qué es lo que ven los niños, precisamente por lo que dices de "texas Ranger", Gustavo, ni mucho menos lo decía por Shin Chan. Partamos de la base de que la creo muy recomendable para muchos padres y madres(pensando en la posibilidad de que se ruboricen al reconocerse reflejados en alguna situación). Pero ya estamos volviendo a lo mismo: Shin Chan no tiene nada de malo comparado con otros bodrios que se tragan por influencia directa de nosotros, los propios adultos.
Estoy plenamente deacuerdo con usted, Tito, en la excelente disposición que tienen los niños para reir. Yo creo que cuanto más inocentes somos, más facil es reir con disfrute.
=)