domingo, 27 de julio de 2008

Dile al niño que pare ya con el puto tamborcito (detén la radio de last.fm)

Cuando sacamos a Jacob (el pequeño joputa de ahí a la derecha) del charquito, le regalamos en desagravio por su séptimo cumpleaños una modesta batería. No le hizo demasiada ilusión...


Y aunque insistimos, tres años después aún no habíamos conseguido nada.

9 comentarios:

Premaswarupa dijo...

:O
El próximo Portnoy?
Qué grosería de niño...

Victoria dijo...

Qué dolor de cabeza se me ha levantado, oiga.

Evitadinamita dijo...

BIBA LA MADRE QUE PARIÓ AL MUCHACHO!!

Anónimo dijo...

dimension fantastica

Riesgo dijo...

Mola que mencionen a Portnoy en los comentarios.

Si la cosa va de niños que percuten, supongo que ya conocerás a Tony Royster, pero si no, vale la pena. Además es negro.

Jau.

Queralt. dijo...

Joder... vaya niño... cómo suena... ¿y todo esto lo aprendió en el charco? Si es que, cuando yo digo que es mejor que te salpique la gracia a ser gracioso...
Llevo toda la mañana descubriendo cosas nuevas y la verdad, está siendo gratificante.
La compra de la batería fue una buena decisión, ya lo creo. Dále más tiempo y los vecinos también se harán fans, jejjeje, porque, tener en el piso de al lado a un "joputa" practicando todo el día a este ritmo, ¡vaya tela!

Cerezas con chocolate.

Queralt.

Tony Montana dijo...

En mi opinión, el chaval toca infernalmente rápido, pero tiene el gusto musical bien arraigado dentro del culo. Ahí queda eso.

Noviembre dijo...

Ese niño nacio con mucho estress o algo no?

madisonrepublicano dijo...

Cuanto talento desperdiciado, no entiendo el esmerarse para hacer sólo ruido. Es un vulgar espectáculo, sin arte o alma ninguna.

Con semejante potencia debería dedicarse al Black Metal Melódico. No creo que lo quieran en Dover.